RSS

Archivo de la etiqueta: Reflexiones

Maternidad y Crianza

Taller de títeres en el Comedor Enhaccore

Algunas reflexiones. Por Verónica Seara*
Junio 2011

En Crisol proponemos una metodología participativa, en la que todos los actores involucrados tengan la posibilidad de ser consultados y de demandar actividades, de manera de que el proyecto se vaya adecuando permanentemente a las visiones y percepciones de sus destinatarios. Este trabajo es un proceso que se inició en el mismo diseño de este proyecto, y que pretendemos se continúe como modalidad a lo largo de todas las etapas de su implementación.
En la elaboración de “Maternidad y Crianza” planteabamos realizar un taller de construcción de títeres con madres. Ya en 2009, en el Jardín Sueñitos, lo habíamos hecho con una muy buena recepción. A partir de ese primer espacio de encuentro, las participantes cuando nos cruzaban por el barrio, nos preguntaban cuándo volvía a empezar el taller.
En esta nueva etapa nos propusimos trabajar y reflexionar sobre ciertos temas que hacen a la maternidad y a la crianza desde un encuentro mediatizado por una tarea, por un objeto (el títere)
Lo novedoso fue que las madres vinieron al taller… pero con sus hijos. Sus hijos de tres, de ocho, de quince años!!! Para los más chicos se creó un espacio recreativo y aún así los más grandes querían participar del taller de títeres. Apareció entonces un espacio nuevo en el que interactúan las madres con sus hijos; un lugar en el que se los incentiva a una nueva manera de vincularse; una propuesta donde comparten, donde “crean” juntos.
Estas acciones traspasaron los muros del taller para llegar hasta sus casas; así sucedió que madres e hijos hicieron títeres juntos, que los presentaron como una tarea que pidieron en la escuela y, no solo se sacaron un diez sino que, los compañeros quedaron admirados con lo que habían hecho.
Si bien esta apertura del grupo trajo muchos beneficios, decidimos que en algunos encuentros el taller se organice en dos mesas, una con las madres y otra con los hijos; la idea aquí es conversar sobre temas diferentes. Con las madres surgieron charlas que giraban en torno a la crianza, los límites, la sexualidad. Con los chicos temas vinculados a la escolaridad, los conflictos que tienen con otros compañeros en la escuela y las posibles maneras de resolverlo, el ejercicio de sus derechos.
Nos quedamos pensando sobre esta nueva modalidad, sobre cómo impacta lo que se habla durante los encuentros en la cotidianeidad de la gente. Quizás las ideas que planteamos trabajar, con sus temas específicos y nuestro abordaje, se enmarquen en un proceso en el cual los participantes se vayan replanteando temas e impregnando de nuevos “modos de hacer”, nuevas posibilidades, a largo plazo.
Sabemos que modificar ciertas representaciones sociales es un proceso complejo. Representaciones sobre el cuidado, el niño como un sujeto y no como un objeto, etc.
Desde allí es que pensamos nuestra intervención desde la acción indirecta (el títere), la reflexión, ciertas intervenciones específicas (las consultorías) y la interacción permanente entre nuestra propuesta y lo que sucede con ella. Este diálogo continuo es muy enriquecedor para nosotros como equipo, para el proyecto y finalmente en las experiencias que surgen con los participantes en el taller.

*Coordinadora área comunitaria de Crisol

 

Etiquetas: